Untangle en la escuela

Mantener a los estudiantes y al personal seguros en línea

Las evaluaciones en línea, las herramientas de aprendizaje basadas en la web y los dispositivos móviles están impulsando el futuro de la educación K-12. Los administradores de red han intentado costosas actualizaciones de red para aumentar el ancho de banda y expandir la eficacia de sus redes Wi-Fi, pero han encontrado que estos esfuerzos son insuficientes.

Desafortunadamente, la mayoría de las escuelas aún usan filtros web heredados que son ineficaces e inflexibles cuando se trata de asignar a qué

recursos de red tienen acceso los usuarios, aplicaciones y dispositivos. Los clientes eligen Untangle para el filtrado web de próxima generación que incluye control de aplicaciones, inspección SSL y administración de ancho de banda, junto con la capacidad de bloquear, marcar y alertar sobre los términos de búsqueda, aplicar búsquedas seguras y registrar búsquedas en YouTube, preparando las aulas para las demandas del siglo 21.

 

Equilibrio de seguridad con acceso controlado


Los estudiantes universitarios están trayendo más dispositivos conectados al campus que nunca antes, usándolos para acceder a más aplicaciones basadas en la web y contenido de alta definición todos los días. Su estilo de vida móvil y digital ha llevado a picos impredecibles en el tráfico de red que pueden hacer que las redes escolares se frenen en cualquier momento. Los intentos de resolver el problema con las costosas actualizaciones de ancho de banda solo han llevado a un mayor uso del ancho de banda por parte de los estudiantes. Y para poder controlar el uso insaciable de ancho de banda, Untangle permite a los administradores de red priorizar el acceso a los sistemas escolares en línea y al contenido educativo, al tiempo que controla la entrega de entretenimiento y contenido recreativo, algunos de los cuales no solo pueden generar responsabilidad por descargas ilegales, sino también llevar cargas de malware. Los estudiantes, el personal y los invitados están protegidos de las amenazas en línea, lo que garantiza una conexión a Internet segura y confiable para todos los usuarios en todo el campus.